≡ Menu

Videntes buenas

Cómo elegir buenas videntes

Todos, a la hora de elegir una consulta de vidente, buscamos que ésta sea de calidad, y es que hallar  un servicio de videntes buenas  implica toda una búsqueda por la cantidad de anuncios que se nos ofrecen.

Lógicamente le sugiero mi propia consulta, y para ello le ofrezco tres criterios que puede utilizar para seleccionar entre tantos servicios de videntes telefónicos el más apropiado:

1. Que sea una consulta privada

videntes buenas consulta

El trato personal y privado resulta mejor  que  escoger  uno de tantos anuncios de centros de llamadas o gabinetes. Este tipo de servicios son semejantes a una cadena de comida rápida donde el trato difiere mucho de un restaurante familiar.

Es importante saber quien es la persona con la que vamos a tratar. Muchas veces el anonimato del vidente  con el que hablamos permite cualquier tipo de comportamiento. Siempre es mejor elegir a una persona con cara y nombre y que nos trate en su propia consulta privada. Escoja por tanto siempre una consulta de videntes sin gabinete.

Como se ha hecho siempre.

2. Que sea un buen profesional

videntes buenas alternativa

Buscar un buena vidente implica no sólo encontrar una  consulta privada  exige también que atendamos a un criterio de sentido común. A la hora de buscar videntes buenas  tenemos que buscar, como en cualquier oficio,  a un profesional, y  esto quiere decir  que escojamos  la persona que posea la  experiencia y formación requerida como para que nuestra consulta posea una calidad profesional. Se trata de escoger al individuo que tenga un planteamiento serio, dejando atrás a personas que afirmen poseer poderes sin más credenciales que esas.

Es fácil pensar que resulta mejor elegir a una persona que posee poderes frente al modesto profesional que tan sólo tiene su estudio y experiencia.Pero a la hora de utilizar ese servicio entenderemos que es preferible alguien más modesto.

En resumen ambos criterios para hallar una consulta de buenas videntes  se basa en buscar a un buen artesano, la consulta privada de un profesional que no busque el negocio sino el oficio. Eso será una garantía frente a tanto servicio de tarot y videntes planteados como forma de sacar dinero rápido.

3. Escoger el mejor método: el I Ching.


De entre todos los sistemas que utilizan las videntes para su consulta destaca para los especialistas un antiguo oráculo procedente de Oriente…el I Ching. Estamos hablando de la milenaria adivinación china que nos muestra  no sólo el presente oculto y el futuro de las cosas sino que además nos sugiere un  consejo para que podamos guiar nuestros actos del mejor modo, de la manera más sabia.

El Oráculo del Cambio, como también se le llama, nos responderá  a nuestras preguntas de tres maneras:

  • Hablará del  Presente: nos dirá  lo que está ocurriendo, el fondo de la cuestión.
  • Hablará del Futuro: nos dirá  lo que sucederá fruto del presente, de lo que vendrá a continuación.
  • Nos dará un Consejo: fruto de miles de años de sabiduría oriental este antiguo oráculo nos propone comprender  que el futuro no está escrito, que lo vamos haciendo y por tanto ahí entra sus consejos para actuar del modo más sabio posible.

A diferencia del tarot el I Ching es un sistema exacto…la respuesta está en palabras, y éstas  se han guardado por miles de años. No cabe decir otra cosa que lo que diga el Oráculo.

Una consulta diferente

Si lo que desea es encontrar una consulta de videntes buenas le ofrezco mi propia consulta,  una alternativa seria y de confianza a las consultas habituales de videncia y tarot. Estaré encantado de atenderle en los telefonos 806 y visa que pongo a su disposición y en la que le atenderé personalmente.

A su servicio

don-fidel

Don Fidel

Psicólogo y Filósofo