≡ Menu

Videntes buenas por teléfono

Elegir videntes buenas por teléfono

El servicio  de  videntes por teléfono  ha conocido un gran auge desde la aparición del famoso 806. Este tipo de servicio se basa en que el cliente pueda llamar cómodamente desde su casa y tener una consulta de videncia mediante el uso de lineas telefonicas de tarificacíon adicional…

La aparición de este tipo de negocio ha provocado que un tema tan marginal como era las consultas de videntes se hayan lanzado a primera línea de publicidad. Así nos encontramos que en cualquier medio de comunicación aparecen anuncios ofertando este tipo de servicios. ¿De donde ha surgido tanta oferta? Evidentemente la demanda ha provocado esta oferta, pero en realidad no surge de la iniciativa privada sino de un enfoque empresarial aplicado a este tema. Todos lo sabemos.

Mientras todavía existen personas que tratan de ofrecer un servicio a la vieja usanza: una consulta privada, artesanal y donde se trata simplemente de vivir de uno de los oficios más antiguos que existen. Se trata de hallar estas videntes buenas por teléfono.

videntes buenas consulta

Criterios para seleccionar una buena consulta

A la hora de seleccionar un servicio de videntes telefónicos  es fundamental  que nos basemos a un criterio de calidad, y para ello es importante atender a una serie de criterios que nos ayudarán a elegir una vidente serio y de confianza.

1. Buscar  una consulta privada

El trato personal y privado es siempre preferible a seleccionar uno de tantas ofertas de centros de llamadas o gabinetes. En la práctica el poder económico  de una empresa aplasta en visibilidad a cualquier anuncio de una consulta privada. Sin embargo estamos hablando de un oficio que siempre ha sido artesanal, de una persona con una consulta particular que atiende personalmente.

Alejémonos por tanto  de enfoques de cadenas de comida prefabricada y busquemos preferiblemente un restaurante artesanal. Todos saldremos ganando.

2. Buscar a un buen artesano

Buscar un profesional con su consulta particular  implica que tenemos que atender a un criterio de sentido común. Esto hace que entendamos que es preferible elegir  a una persona con una sólida formación y años de experiencia en vez de elegir a alguien que nos habla de ciencia infusa y poderes paranormales. Las buenas videntes no son personas como las que aparecen en televisión.

Es lógico pensar que es preferible alguien que tiene esos poderes frente al modesto profesional que tan sólo tiene su estudio y experiencia.Pero en la práctica nos daremos cuenta de que es preferible atenernos al sólido profesional, abandonando a tanto servicio que anuncia poseer poderes sobrehumanos.

Elegir el método de videncia: el I Ching.


Existen muchas formas de videncias que son más poderosas que el juego de cartas del tarot. De entre todos ellas se destaca para los especialistas el oráculo I Ching. Se trata de la milenaria adivinación china que nos muestra no sólo el presente oculto y el futuro de las cosas, su rumbo, sino que además nos sugiere un consejo para que actuemos del mejor modo posible.

El Oráculo del Cambio, como también se le conoce, nos responde a nuestras preguntas con tres claves:

  • Presente. La foto actual: lo que está ocurriendo, el fondo de la cuestión.
  • Futuro. La foto del porvenir: lo que sucederá fruto del presente, lo que viene a continuación. El rumbo que toma en su porvenir.
  • Consejo. La sabia sugerencia: fruto de miles de años de sabiduría oriental este antiguo oráculo que es el I Ching nos propone entender que el futuro no está escrito, que lo vamos haciendo y por tanto ahí entra sus consejos para actuar del modo más sabio posible.

Escoja con tranquilidad

Si lo que está buscando es un servicio de videntes buenas por teléfono, le sugiero que plantee mi consulta como posibilidad. Le atenderé personalmente en los teléfonos 806 y Visa donde será tratada  con un planteamiento serio  profesional.

A su disposición,

don-fidel

Don Fidel

Licenciado en Filosofía y Psicología

Comments on this entry are closed.